Saltar al contenido

Bandera de Filipinas

abril 25, 2020
bandera de Filipinas

Una de las banderas más representativas y singulares del mundo es precisamente la bandera de Filipinas.

Su adopción de llevó a cabo por primera vez el 12 de junio de 1898 y, aunque fueron varios los años que transcurrieron hasta su re adopción oficial, constituye el pabellón nacional identitario para dicha nación.

Historia de la Bandera de Filipinas

La historia de la bandera de Filipinas data de las primeras acciones de independencia que se llevaron a cabo en las tierras Filipinas.

De ahí que las primeras insignias empleadas en esta tierra fueran precisamente las de la corona española.

El primer diseño del que se tiene conocimiento consistió en un rectángulo de color blanco con la cruz de Borgoña en su interior.

Sin embargo, cuando la familia Borbón comenzó a reinar en España, varias insignias francesas comenzaron a emplearse también en las tierras Filipinas.

El primer diseño incluía el escudo de los antiguos reinos españoles con un vellón en su centro del cual emanaban dos bandas rojas a ambos lados.

Poco después, con la llegada al trono de Carlos III, el escudo sufrió algunas modificaciones y le fueron incluidos un conjunto de figuras elípticas fraccionadas.

Posteriormente, ante la necesidad de portar una bandera fácilmente distinguible en alta mar, surgió un nuevo diseño que fue conocido históricamente como la «Rojigualda».

Está bandera debía diferenciarse del diseño francés y fue adoptada como bandera de guerra por el entonces rey Carlos III.

El diseño consistió en un rectángulo de tres franjas horizontales, siendo la franja Intermedia la más ancha y ocupando una proporción igual a 1/2 de la bandera. Esta franja era de color amarillo.

historia bandera de Filipinas

Las otras dos franjas eran de color rojo y ocupaban la parte superior e inferior con una proporción de 1/4 de la bandera cada una.

En la franja central se situó ubicado hacia el lado izquierdo una modificación ligeramente resumida del escudo de armas.

Este diseño se mantuvo vigente durante largo tiempo, no fue sino hasta el año 1873 que sufrió algunos cambios con los cuales se retiró del escudo de armas la corona real.

Un año más tarde, con la independencia de nueva España, la nación filipina quedó un poco separada y aislada, y con ello comenzaron a surgir algunos movimientos independentistas.

A raíz de ello se forma el 1 de noviembre de 1897 la primera república de Filipinas que se identificó con un diseño de color rojo en cuyo interior se situaba un sol con rostro de color blanco y ocho rayos.

Sin embargo, este logro fue muy efímero y su líder Andrés Bonifacio fue exiliado y obligado a trasladarse a Hong Kong.

No obstante, desde la distancia fue creada por el mismo Bonifacio la nueva insignia representativa para la nueva independencia lograda el 12 de junio de 1898.

Es nuevo diseño estuvo formado por dos franjas horizontales de igual tamaño con los colores rojo y azul.

En el extremo izquierdo se despliega un triángulo blanco en cuyo interior se ubica un sol y tres estrellas.

Al centro de las franjas se ubicaba un escudo representativo de las fuerzas expedicionarias del norte de Luzón.

No obstante, poco tiempo después de lograr la independencia, el gobierno de Estados Unidos desveló sus verdaderas intenciones de apoderarse de las tierras Filipinas.

Con ello fue originada una nueva guerra que culminó con la consecución de los objetivos del gigante americano.

Consecuentemente, la bandera de Filipinas fue prohibida por una ley de sedición y comenzó a emplearse la bandera norteamericana que durante su vigencia en la nación tuvo dos variaciones: la inclusión de una estrella cuando la conquista del estado de Oklahoma, y posteriormente la adición de dos estrellas más con la incorporación de Arizona y nuevo México.

A pesar de que durante este período la bandera de Filipinas había sido prohibida, la misma comenzó a usarse como insignia rebelde.

En 1919 es aprobada oficialmente como bandera de la Mancomunidad de Filipinas y se mantuvo vigente hasta el cese de la dominación norteamericana.

Con la Segunda Guerra Mundial, se adopta en Filipinas una nueva República, sin embargo, se asegura que la misma respondía a los intereses japoneses.

Con el fin de la guerra, se logra definitivamente la independencia de la nación el 4 de julio de 1946.

Entonces se asume nuevamente la bandera propuesta durante la primera república, con la distinción de oscurecer el tono de azul similar a la bandera norteamericana.

Poco después, bajo la autoridad de Ferdinand Marcos, se modifica el tono de azul y la bandera comienza a ostentar la franja superior de color cian.

Posterior a la caída de la dictadura, específicamente en 1998, se define legal y oficialmente los colores de la bandera, resultando la franja superior de un tono azul oscuro pero distinto al de la bandera estadounidense.

Bandera de Filipinas actual

bandera de Filipinas actual

La bandera de Filipinas consiste en un diseño rectangular de proporción 1:2.

En su interior se ubican dos franjas horizontales de igual tamaño. Las mismas ostentan los colores, azul la franja superior y rojo la franja inferior.

En el extremo izquierdo se superpone un triángulo equilátero cuya base coincide con el extremo izquierdo de la bandera.

El triángulo es de color blanco y en cercanas a sus vértices se ubican tres estrellas doradas de cinco puntas.

Al centro del triángulo se sitúa un sol dorado con ocho rayos pequeños, los cuales se acompañan a su vez de dos rayos más grandes y finos a ambos lados cada uno.

Significado de la bandera de Filipinas

bandera de Filipinas significado

Como parte de los elementos que integran la bandera de Filipinas se encuentran los colores azul, rojo y blanco.

Sin embargo, son varios los significados que se le atribuyen a los mismos. La primera interpretación fue dada por Emilio Aguinaldo y propone lo siguiente:

El color rojo es una representación de las luchas filipinas. La elección del color se debe a que fue el empleado en la provincia de Cavite.

El azul significa la negación a rendirse y entregar la nación a cualquier dominio extranjero.

El blanco hace alusión a la autonomía del pueblo filipino y el sol es la luz que ilumina a la nación tras la independencia.

El triángulo fue asociado simbólicamente al Katipunan.

Sin embargo, con el paso de los años han surgido interpretaciones más modernas de los elementos constitutivos de la bandera de Filipinas.

En este sentido se asegura que el rojo constituye una muestra de la sangre y el valor de los mártires que lucharon por la independencia de la nación.

El azul representa la paz, la justicia y la verdad, que junto al triángulo se suma a la representación de la libertad, la igualdad y la fraternidad.

El sol es una muestra gráfica de la unidad y la democracia, en el mismo se representan con sus rayos las 8 provincias que dieron comienzo a la revolución.

De igual modo las tres islas precursoras en la independencia se representan con las tres estrellas doradas.

Un detalle importante en el significado de la bandera Filipinas resulta ser que la misma puede tener un simbolismo que difiere del expuesto previamente.

Resulta ser que la bandera Filipina invierte los colores rojo y azul si la nación está en guerra.

Protocolo de la bandera Filipina

imagen bandera de Filipinas

Existen ciertas exigencias y normas de uso para la insignia nacional de Filipinas. Dichas normas quedan explicadas y fundamentadas en la Ley número 8491 de la República.

Como parte de las exigencias y requisitos de empleo para dicha insignia de destacan los siguientes:

  • La bandera de Filipinas será izada durante todo el año en los edificios gubernamentales, plazas públicas, escuelas y centros oficiales.
  • Desde la conmemoración del día de la bandera (28 de mayo) hasta el día que se celebra la independencia nacional (12 de junio) la bandera debe ser exhibida en todo edificio, negocio y oficina privada.
  • Existen algunos sitios de particular importancia en los que la bandera de mantendrá permanentemente, bajo la condición de mantener una óptima iluminación durante el horario nocturno.
  • En caso de que sea declarado duelo nacional, la bandera ondeará a media asta. Esto puede permanecer por un período de entre uno y 10 días.
  • Para Izar la bandera a media asta por duelo nacional, primeramente se elevará hasta la punta del mástil para luego descender. De igual modo se procederá en el momento de arriar la bandera.
  • Cuando el gobierno local autorice, la bandera puede ser empleada para cubrir un ataúd de un militar fallecido o cualquier otra persona ilustre. En este caso el triángulo de la bandera se colocará a la altura del rostro del difunto, y la franja roja quedará situada al lado derecho del mismo.
  • La bandera de Filipinas no puede ser ultrajada, ni pisoteada, ni tocar el suelo. De igual forma se prohíbe su mutilación, escritura o agregarle marcas a la misma.
  • Tampoco se permite su uso en ropas, cortinas o para cubrir algún objeto. De igual modo se prohíbe su uso en carros, etiquetas o con fines comerciales.

Juramento a la bandera de Filipinas

Una de las maneras más solemne que practican los filipinos para demostrar su admiración y respeto hacia la bandera nacional es precisamente mediante el juramento a la bandera.

El mismo se recita de pie, con total solemnidad y con la palma de la mano derecha extendida por encima del hombro.

La letra de dicho juramento se expone a continuación:

Yo soy filipino

Juro mi lealtad

A la bandera de Filipinas

Y al país que ésta representa

Con honor, justicia y libertad

Puesta en movimiento por un pueblo,

Por Dios,

Por la naturaleza,

Por el pueblo, y

Por el País.

¡Te Recomendamos!

Average rating / 5. Vote count: